Con nutrida asistencia de kinesiólogos locales se realizó, en dependencias de Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte, un encuentro gremial de profesionales locales con la directiva nacional del Colegio de Kinesiólogos.

La actividad fue convocada por la presidencia de la organización, quienes contaron con el apoyo de docentes UCN para llevar a cabo en la reunión.

Con esta instancia, la directiva del colegiado buscaba para dar cuenta de su gestión y, además, buscar reactivar el colegio regional. “Es fundamental que estos colegios existan en el fondo para saber la problemática regional y poder llevar estas necesidades al colegio central, y también desarrollar otro tipo de actividades, no solo mejorar los problemas sino realizar actividades de bienestar y capacitación para los kinesiólogos de la región”, expresó Loreto Henríquez, Presidenta Nacional de la organización.

A juicio de los asistentes, la cita resultó clave, especialmente por las circunstancias actuales de la profesión, ya que “da pie para tener unión respecto a lo que está discutiendo en el Congreso y poder darle un impulso a los colegios regionales, agrupando a colegas que muchas veces no tenemos la posibilidad de vernos y hablar temas de importancia nacional”, señaló Carlos Fuster, presidente del Capítulo de Kinesiólogos de Atención Primaria de La Serena.

Relevancia compartida por Alfredo Garín, director de la carrera de Kinesiología de la Universidad de la Serena. Desde su perspectiva, “como profesional de la salud es clave propiciar el empoderamiento del kinesiólogo y estas reuniones, a través del Colegio de Kinesiólogos, permiten estar al día para generar acuerdos en común para luchar por el bienestar y el desarrollo de la profesión”, precisó.

En julio pasado, el Colegio de Kinesiólogos logró que parlamentarios acordaran elaborar un proyecto para incluir a estos profesionales en el Código Sanitario.

Con 24 años trabajando en Atención Primaria, el kinesiólogo Joel Guzmán cree que es fundamental que logren reactivar el colegio regional “porque está claro que como gremio hace tiempo que no estamos funcionando adecuadamente, como debiéramos y, dado que tenemos 5 a 6 escuelas de Kinesiología en la región, es muy importante que la organización esté funcionando para poder contribuir al ordenamiento y al desarrollo de la profesión”, sentenció.

Según lo acordado durante el encuentro, dentro de las próximas semanas, un grupo de kinesiólogos de la zona se reunirá para reactivar la filial Coquimbo, uno de los 14 cuerpos regionales que agrupan a los kinesiólogos de nuestro país.