Porteo, apego y la importancia de la leche materna fueron protagonistas en la Semana Mundial de la Lactancia Materna que se celebró en nuestra región, gracias a la coordinación de la Seremi de Salud Coquimbo y la Facultad de Medicina, Universidad Católica el Norte. Durante varias jornadas, hospitales, centros de atención primaria y Cesfam, centraron su mirada en la importancia de un tema que ha tomado protagonismo dentro de nuestra sociedad, especialmente, por los beneficios que representa.

“Un niño alimentado con leche materna tiene menos probabilidades de tener infecciones, anemia, alergias, tanto respiratorias como digestivas, tiene mejor desarrollo social e intelectual. La lactancia materna está llena de ventajas y, como equipo de salud y sociedad, tenemos que aprovecharla, fomentarla y apoyarla”, explicó el doctor José Luis Zúñiga, pediatra y docente de la Facultad de Medicina.

La versión 2017 de la celebración tiene por lema "Juntos podemos hacer sostenible la lactancia materna", como una forma de incentivar el esfuerzo social, político y familiar para apoyar tanto a la madre como al bebé.

Es por ello, que para los impulsores de la actividad es primordial que la lactancia materna sea importante los 365 días del año. “Para nosotros es un tema que tiene que ser relevado todo el año. En la región tenemos cifras de obesidad infantil muy altas; a partir de primero básico uno de cada cuatro niños ya está con problemas de mal nutrición por exceso y, por lo tanto, uno de los factores inmunológicamente, que sirven en este tema y para que los niños no tengan enfermedades es promover la lactancia materna, para eso necesitamos un trabajo multisectorial”, sentenció el Seremi de salud, Rosendo Yáñez.

A juicio de Rubén Munizaga, docente de la carrera de Nutrición es clave que se realice un trabajo mancomunado con todos los sector. “La lactancia materna si bien se ve algo muy simple tiene una serie de implicancias a nivel país que no se ven, por ejemplo, mayor productividad o la mejora del coeficiente intelectual de los niños, pero no es responsabilidad solo de la madre, sino de la sociedad completa y por eso es importante que todos los actores estén involucrados”.

Para las cuatro carreras de la Facultad de Medicina, la lactancia materna se ha transformado en una temática permanente. “Es fundamental dentro de la gestión del cuidado que otorgamos a la comunidad entregar información sobre lactancia materna. Enseñamos técnicas, posturas correctas, conservación y extracción de leche materna y porteo, tratando de abarcar desde una perspectiva mucho más completa, tratando de trabajar con el niño y dar a la mamá herramientas para poder lactar de manera feliz. Hemos estado en varias actividades de la semana y la gente nos reconoce como entes que promovemos la lactancia materna”, señaló Daniela Ibáñez, docente de Enfermería, carrera que continuamente realiza actividades vinculadas a cuidados respetuosos del niño y lactancia.

Importancia

Para los asistentes que masivamente llegaron a las ferias de Lactancia Materna, realizadas en las plazas de armas de Coquimbo y La Serena, le generación de este tipo de espacios representan un aporte clave para derribar mitos e informar a la población. “Hay muchas cosas que tenemos mal entendidas y esto ayuda mucho a aclarar las dudas y miedos que uno tiene”, explicó Natalia Rivera, madre de dos hijos.

Valoración que fue compartida por Juana Cortés, quien con dos hijos y cinco nietos sabe perfectamente cuál es el rol de la lactancia materna: “Me encantó la actividad, porque muchos no saben la importancia de la leche materna y es bueno que se difunda para que las niñas alimenten más a sus bebés, sin miedos”, manifestó.

La celebración contó con la mirada integral que entregaron tanto docentes como estudiantes de las carreras de Kinesiología, Nutrición, Enfermería y Medicina, orientación que se transformó en un espacio de reflexión, educación y nuevos conocimientos.