Investigación científica de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte busca determinar exposición de plomo, arsénico y mercurio en habitantes de Andacollo.

Con la extracción de las últimas muestras finalizó, el viernes pasado, la etapa en terreno del proyecto de Investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte que estudiará la exposición a metales pesados en habitantes de Andacollo.

‘Cuantificación y distribución de plomo, arsénico y mercurio en muestras biológicas de la población urbana de Andacollo’, es un proyecto de investigación que surgió luego de que la Mesa Ejecutiva por Andacollo, por iniciativa de la Agrupación para el Control del Medio Ambiente y Desarrollo Comunal (CMA), decidiera llevar a cabo un proyecto pionero no solo para la zona, sino para toda la región.

“Hemos tenido un excelente recibimiento de parte de la comunidad, han estado dispuestos a colaborar a ofrecerse como voluntarios del estudio, han sido responsables en las coordinaciones que hemos hecho con ellos para la toma de muestras, la gente está presta a colaborar. En ese sentido estamos bien contentos porque hemos tenido una buena acogida de la comunidad”, señaló Vasthi López, directora general del proyecto.

Durante varias semanas el equipo recorrió las calles andacollinas, empadronando y seleccionando de manera aleatoria a los 210 vecinos que fueron parte del estudio y que debieron entregar, voluntariamente, una muestra única de sangre y orina.

Cada participante, respondió a un cuestionario sobre nivel educacional, actividades diarias, cercanía con potenciales fuentes de emisión de contaminantes, además de aspectos demográficos y de estilos de vida. Con esos datos, el equipo podrá analizar y contextualizar el resultado de las muestras.

Preocupación

“Soy una persona que no vive tan cerca de la minera y con toda la contaminación que la gente comenta quise salir de la duda. Una que es dirigenta de la junta de vecinos se encuentra con muchas cosas y uno como dirigente se hace el examen para salir de las dudas”, señaló la vecina Elba Rojas, quien decidió participar en el estudio.

Para Gloria Olivares su razón pasa también por salud: “Vivo muy cerca de los relaves y quiero saber si realmente afecta a la salud o no. Desde septiembre hacia adelante hay mucho viento, se viene todo para acá y la casa queda blanca. Yo siempre me enfermo del estómago, entonces algo tiene que haber”, precisó.

La contaminación en la comuna ha sido un tema que desde hace años inquieta a la comunidad, especialmente, desde que en 2009 fue declarada como zona saturada con material MP-10.

Por esta razón, a juicio de andacollinos como Héctor Vicencio, hacer un estudio de este tipo era un tema pendiente: “Necesitamos saber en qué pie está la salud de los andacollinos después de tantos años respirando este aire contaminado”, expresó.

Según el Centro Nacional del Medio Ambiente, Andacollo es la única comuna en Chile que presenta como primera causa de muerte las enfermedades respiratorias, seguida por el aumento de la incidencia de cánceres asociados a las vías respiratorias.

Respecto a la tasa de mortalidad general, también presenta el registro más alto a nivel nacional, con 5,5 por cada 1000 habitantes.

Otro foco se ha centrado en los relaves, ya que Andacollo es la ciudad con mayor cantidad de depósitos mineros en el país, con un total de 104. De esa preocupante cifra, las alarmas se han encendido al detectar que 9 de esos depósitos se encuentran en el centro cívico religioso, ocupando un total de 20 hectáreas.

“Estoy participando para ayudar, para ver qué nivel de contaminación hay y buscar soluciones si la situación es tan grave como uno cree. La contaminación siempre ha sido una preocupación y como tengo niños chicos, peor”, señaló la vecina Ximena Perines.

Los participantes fueron escogidos aleatoriamente, luego que la comuna fuera dividida en más de 200 cuadrantes, que posteriormente permitirán distribuir los resultados en un mapa.

Próxima etapa

Durante aproximadamente dos meses, el trabajo del equipo científico se concentrará en las dependencias de Centro de Investigación de Salud Ambiental y Laboral de Coquimbo, Cesalco.

En dicho laboratorio se realizará el análisis químico y bioestadístico de las muestras de sangre y orina que, posteriormente, permitirán evaluar los efectos ambientales en la salud de los habitantes de Andacollo.

Según la programación del equipo científico de la UCN, se espera que los resultados sean entregados a la comunidad en octubre próximo.

DATOS

  • A cada persona estudiada se le extrajo una muestra única de sangre y orina (orina equivalente a ¼ de taza y sangre a una cucharada).
  • Según el método de selección, cada habitante tuvo la misma probabilidad de ser escogido.
  • Pudieron ser parte del grupo estudiado hombres y mujeres, entre 18 y 65 años, que habitaran hace al menos 5 años en el mismo domicilio.
  • Quedaron excluidos quienes trabajan en empresas mineras.
  • Una vez obtenida la información de laboratorio se entregará personalmente, a cada uno de los participantes, una carta con los resultados, entregando orientación profesional si se requiere.