La Dra. Muriel Ramírez, presidenta de la Sociedad Chilena de Epidemiología, llamó a la comunidad a mantener condiciones de higiene adecuadas.

A raíz del brote de Influenza A H3 que dejó tres adultos mayores fallecidos y más de 30 afectados en un establecimiento de larga estadía de la Fundación Las Rosas, en La Serena, la académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte (UCN) y presidenta de la Sociedad Chilena de Epidemiología (SOCHEPI), Dra. Muriel Ramírez, se refirió a la problemática y entregó a la comunidad una serie de recomendaciones para evitar el contagio de esta enfermedad.

“No es común que se de este tipo de enfermedad en verano. Sin embargo, en este caso se trata de un brote en un lugar cerrado, con personas de alta susceptibilidad de complicaciones, dadas las características de avanzada edad, posiblemente estado de salud y condiciones de hacinamiento e higiene deficientes”, señaló la profesional.

En ese sentido, la Dra. Ramírez además advirtió que “la influenza también puede agravar los síntomas de otras enfermedades que las personas ya tienen, como por ejemplo insuficiencia cardiaca, diabetes, neumonía por sobreinfección bacteriana, deshidratación y otras. Este puede haber sido el caso de los ancianos del hogar afectados por el brote”.

Ante este escenario, la presidenta de SOCHEPI recomendó a la comunidad mantener condiciones de higiene adecuadas ya que la influenza puede prevenirse practicando medidas básicas de como el lavado frecuente de las manos con agua y jabón o con preparados de alcohol-gel, y el uso adecuado de pañuelos para cubrirse la boca y nariz al toser y estornudar.

“Para la influenza estacional existe una vacuna que se aplica anualmente y que está indicada en todas las personas. El Ministerio de Salud cada año realiza una campaña gratuita para los que tienen mayor riesgo de presentar complicaciones por la influenza, como los adultos mayores, embarazadas, lactantes y portadores de enfermedades crónicas. La vacunación también está indicada para todo el personal de salud, porque están más expuestos al contagio”, explicó la académica UCN.

¿Qué es la Influenza A (H3)?

De acuerdo a la que indicó la Dra. Muriel Ramírez, la Influenza A (H3) es una enfermedad respiratoria aguda, producida por el virus de la influenza. A diferencia del resfrío común, sus síntomas son de mayor intensidad y gravedad. La duración de la enfermedad es “autolimitada”, es decir, mejora sola al cabo de unos días. “Sin embargo, a veces puede producir cuadros más graves, como neumonía y otras complicaciones, que con escasa frecuencia pueden llevar a la muerte. Estas complicaciones se dan especialmente en personas mayores, en personas con enfermedades crónicas, en niños lactantes y en embarazadas”, advirtió.

Y agrega que existen cuatro tipos de virus de la influenza: A, B, C y D. Los virus A y B de la influenza en seres humanos causan epidemias estacionales de la enfermedad casi todos los inviernos. Los virus de mayor frecuencia son de tipo A(H1N1) y A(H3N2), más un virus de tipo B; “todos ellos están incluidos en la vacuna anual contra la influenza. Vacunarse puede proteger contra los virus de la influenza que son iguales o similares a los virus de la vacuna”, explicó.