Explicaron los alcances del Modelo Wagner, método norteamericano con aplicabilidad en nuestro país.

En el marco de la celebración del Día Internacional del Enfermero se llevó a cabo, en la Universidad Católica del Norte, la ponencia “Modelo de Cuidados Crónicos”, a cargo de las académicas de la carrera de Enfermería, Rosa Vega y Jacqueline Flores.

Durante la actividad se presentó a los participantes un nuevo modelo de atención, de origen norteamericano, que permite mejorar la calidad del servicio que se ofrece, en el caso chileno, a pacientes de los programas cardiovasculares que se atienden en la atención primeria de salud.

Al respecto, la académica de Enfermería UCN, Rosa Vega, explicó “el Modelo Wagner, en términos generales, desglosa algunas componentes que tienen que ver con la infraestructura, el equipamiento y calidad del servicio que se debiera manejar. Además, considera al paciente y el contexto y/o aspectos comunitarios”.

En ese sentido, Jacqueline Flores, docente de Enfermería, destacó que la fortaleza de este modelo, precisamente, es estar centrado en la persona, lo que involucraría un cambio en el funcionamiento del sistema de salud.

“Se va eliminando un poco el modelo donde el equipo de salud dicta y la persona obedece, sino que ahora es más complementario. También se involucra a la familia porque puede que haya un integrante con cierta patología, pero el resto puede tener los mismos factores riesgos”, señaló Flores.

Finalmente, la académica Rosa Vega, agregó “el Modelo Wagner hace énfasis en el automanejo del mismo paciente y eso necesariamente involucra a la familia porque necesita de su apoyo para llevar a cabo un mejor cargo de su enfermedad, y con ello, empoderarse de todas la indicaciones que se le van dando”.