Según la OMS, en 2013, más de 42 millones de niños menores de cinco años de edad padecían mal nutrición por exceso.

“Mi estilo es ser saludable” y “Quiero ser saludable” fueron las dos intervenciones que realizaron internas de la carrera de Nutrición y Dietética UCN en los establecimientos educacionales Colegio Nuestra Señora de Andacollo y Colegio Héroes de la Concepción, ambos de La Serena.

El objetivo central de las actividades apuntaba directamente a fomentar y promover hábitos de vida saludable en la población y comunidad escolar, dando énfasis en las temáticas de alimentación saludable, guías alimentarias para la población chilena y en la realización de actividad física.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2013, más de 42 millones de niños menores de cinco años de edad tenían sobrepeso. Si bien el sobrepeso y la obesidad tiempo atrás eran considerados como un problema propio de los países de ingresos altos, actualmente, ambos trastornos están aumentando en los países de ingresos bajos y medianos, en particular en los entornos urbanos.

“Educar a los niños en Hábitos Saludables desde temprana edad, es la medida preventiva más eficaz para mejorar la condición de salud a lo largo de toda la vida del individuo”, señalaron las internas UCN.

Durante las últimas décadas la población chilena ha tenido una formación dietaria caracterizada por un consumo creciente de alimentos ricos en colesterol, grasas saturadas, sacarosa y sodio, entre otros nutrientes, además existe un consumo de energía mayor a las necesidades energéticas, provenientes de dichos alimentos y se genera una tendencia creciente al consumo de alimentos procesados industrialmente en sustitución de los naturales, además de una dependencia a ellos.

Al respecto las futuras nutricionistas explicaron que “la etapa escolar es considerada una de las etapas más importantes, ya que durante este período se consolidan los hábitos de vida que marcarán las etapas posteriores. Además es en esta etapa en donde el organismo sigue desarrollándose, por lo que es necesario aportar una buena alimentación para que puedan cumplirse todas las funciones, permitiendo un crecimiento y desarrollo normal”.

Finalmente, sostuvieron “por medio de estas actividades de promoción en salud se busca llegar, educar y motivar a la población. Que la comunidad tenga oportunidad de acceder a información de una forma entretenida y didáctica, fomentando así el desarrollo del autocuidado y promover una mejor calidad de vida”.